Monday, August 08, 2005

Foucault, Althusser, sado masoquismo, locura y filosofía

Hace apenas veinte años que murió Michel Foucault, a los 58 años, víctima del Sida. Liberation le ha consagrado un cuaderno apologético, donde está todo. Salvo lo esencial: las pulsiones íntimas del filósofo, que gustaba refugiarse regularmente en los baños públicos de San Francisco, para participar en veladas sado masoquistas que Hervé Guibert, uno de sus amigos íntimos, describe como “violentas”. No es fácil que los jóvenes de hoy comprendan lo que significaron Foucault, Lacan, Althusser, Roland Barthes, durante los años sesenta y setenta del siglo pasado. Althusser estranguló a su mujer. Barthes fue atropellado de manera idiota. Lacan se hizo millonario pasando facturas astronómicas. Foucault murió víctima del Sida. Su compañero ha contado a Libe unas cien últimas horas muy penosas. Veinte años después, me sorprende la hipocresía funesta de quienes conocieron todo aquello. Y continúan callando. Silenciando el fanatismo atormentado de Althusser. La suficiencia dogmática de Foucault. Todavía me veo leyendo su artículo de primera página, en Le Monde, glorifiando de manera progresista al ayatola Jomeini ----lo mismo que hacía Rosa Montero, la noche que cenamos juntos en La Coupole, con mi hermana, Cesar Lucas y Feliciano. ¿Cual es el legado de Althusser o Foucault? Lo ignoro. ¿Es posible disociar su pensamiento de las pulsiones que pueden conducir a estrangular a una mujer (Althusser) o sentirse liberado mientras se dan o reciben (Foucault) flagelaciones sado masoquistas? ¿Era aquella la liberación que ellos predicaban? ¿Porqué callar esas historias veinte años después?...

19 Comments:

Anonymous Darknet said...

Para mí lo de menos es lo que hicieran sino que fueron los ideólogos de una generación idiota de la que proviene la actual generación idiota que nos gobierna.
Los hijos de toda esta hipocresía francesa son los profideles, los tontos que justifican el burka porque el maquillaje de las mujeres occidentales también es el burka.
Si no tuviera tanto calor y no estuviera seco escupiría sobre toda esa vacuidad estúpida, sobre todas las rosas monteros de la idiotez independiente de la mañana.

8:47 PM  
Blogger Jacob Ausczerny said...

Lacan, Deleuze y Guattari, Irigaray
nombres que colean tras el 'affaire Sokal', algo ya anticuado, pero que, de vez en cuando, conviene recordar

8:21 PM  
Anonymous Darknet said...

Jacob, de anticuado nada... el escándalo Sokal está totalmente vigente, y cada vez más, habida cuenta de los absurdos relativistas en los que estamos atrapados en una espiral de autodestrucción.

9:06 PM  
Anonymous Anonymous said...

Hola, colegas...

Si entiendo bien a Quiñonero, el affaire Sokal quizá solo fue un desastre, consecuencia de desastres quizá más desastrosos y anteriores.
Althusser estranguló a su mujer en el setenta y pocos.
Foucault se lo pasaba pisa en fiestas sadomado californianas que bien callaba en París por los mismos años.
Los desvarios de Barthes sobre Mme y Mr Sollers son de finales de los sesenta.
La coquetería con el terrorismo de los autónomos y la Bande Baader Meinhor son de los setenta.
De aquellas catástrofes vinieron desvarios posteriores. Desvarios bien historiados por los franceses: aunque la tropa hispánica siga sin enterarse.
De nada, oigan,

La señorita Loli

10:07 PM  
Anonymous Juan said...

Me parece totalmenete irrelevantes esta nota, a demás de estúpida. A quién le importa que hicieron de su vida Althusser o Foucault? Eso es problema de ellos, y no tene nada que ver con el maginífico legado que nos han dejado a la humanidad en su conjunto.

5:49 AM  
Anonymous Anonymous said...

¿Y la coherencia entre "el decir y el hacer"? ¿Tanto teorizar sobre los aspectos negativos para terminar asesinando a tu esposa?
¿Y Foucault, héroe de los posmodernos anti Estado, sintiendo placer al golpear?

10:41 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Hola, Anónimo..

Placer de golpear y ser golpeado. Sus amigos americanos cuentan que Foucualt también gustaba de tener un aspecto "marcial, germánico"..

Q.-

Este Infierno ha cambiado de dirección. Esta es la nueva:

unatemporadaenelinfierno.net

6:14 AM  
Anonymous Anonymous said...

La nota parece basarse en la típica mediocridad yanqui, dando importancia a las vidas privadas para opacar lo brillante de sus acciones públicas(que debería ser público): su importante producción bien vale para la humanidad, aunque sean pocos aquellos que la comprendan o tengan el valor de comprenderla.

4:09 AM  
Anonymous Anonymous said...

Coincidencia total con nuestro inteligente anfitrión.
Abajo sigue una nota de:

www.foroplanetario.com.ar

del 2005
con comentario similares que me produjeron la misma impresión.
Salud!
Alexis Montán

La entropía creciente del pensamiento occidental


La soberbia del pensamiento occidental parece ser lo único que continúa creciendo en medio de la visible decrepitud de las propuestas de la sociedad capitalista avanzada. Occidente está tardando demasiado en “descubrir” lo que el pensamiento de oriente (y muchas de las llamadas sociedades “primitivas”) conoce desde hace milenios.
El derruído panteón de las vidriosas luminarias de la filosofía occidental continúa arrojando oscuridades que son retomadas, aquí y allá, por los exégetas modernos, que parecen no darse cuenta de la espantosa catástrofe psicológica y moral que ha caído sobre ellos.
Es Nietzsche proclamando la muerte de dios, mientras las espiroquetas del Treponema pallidum se lo estaban comiendo, en realidad, a él mismo. Es Michael Foucault pregonando –como no podía ser de otra manera- la muerte del hombre, para culminar toda una vida de disección etimológicamente luciferina de la realidad occidental, adquiriendo el HIV en los baños homosexuales de San Francisco, mientras encaraba su última investigación en el arte de infligir y recibir dolor, y su nuevo hallazgo de los placeres y agonías de las prácticas sadomasoquistas... Es también el maestro del alambicamiento intelectual más exquisito, que fue Gilles Deleuze, desesperado en medio del laberinto por él mismo inventado, suicidándose al arrojarse por una ventana. Es la cumbre del pensamiento marxista contemporáneo, Louis Althusser, internado en neuropsiquiátricos periódicamente y finalmente asesinando -extrangulando- a su mujer. Es la afasia de Jacques Lacan –cuyo ingreso en sus escritos jamás podremos determinar-, que en un ultérrimo acto de lucidez sugiere que se queme todo lo que ha escrito porque no sirve para nada. Es Schopenauer, cuyo acierto más perdurable fue beber en la fuente luminosa de los Upanishads. Es Martin Heiddeger, encontrando lo mejor que se habrá de encontrar en su obra, en el Budismo Zen.
Mientras tanto, Shankaracharya sonríe hieráticamente, al tiempo que su verbo perdurable continúa resonando como un acorde majestuoso en el concierto incomparable de la India milenaria. Es la claridad omniabarcante del pensamiento de Vivekananda. Es la presencia todavía luminosa del maravilloso sabio analfabeto Ramakrishna. Es la paz indescriptible del conocimiento papable en su propio cuerpo del santo del Arunachala, Ramana Maharshi. Son Aurobindo, Nityananda, Sidharameshwar, Nisargadatta, Ranjit, Ananda Ma...¿Debemos continuar? Es la dulzura de la realización espiritual incomparable de Neem Karoli Baba, transformando al hermoso Richard Alpert y convirtiéndolo en Ram Das. Son Babaji, Lahiri Mahasaya, Yukteswar y Yogananda con su mensaje resplandeciente. Es el océano de la gracia de Chaitanya. Y es también Srila Prabhupada, enseñándonos a los hombres a dejar de insistir en comportarnos como perros. Es Nagarjuna. Es Valmiki. Es Kapila. Es Gautama, el Buda, abrazando al planeta con su presencia vivificante. Son Padma Sambhava y Milarepa. Y más allá, es Lao Tse. Es Bodhidarma, nueve años en meditación frente a una pared, disolviendo todos sus fantasmas y entregando el espejo vacío de su mente para todos los que aspien a reflejar de la misma prístina manera. Es Hui Neng. Es Hakuin. Es Dogen. Es Suzuki. Son Kodo Sawaki y Taisen Deshimaru. Y podría seguir, y seguir, y seguir, recitando a los amorosos sabios de oriente que nos siguen iluminando, mientras aquí, del lado oscuro de la calle, continuamos insistiendo en sacarle jugo a la piedra amarga de las miserias filosóficas y morales de occidente. Occidente, que con el mensaje del más grande de sus hombres procreó las mayores aberraciones. Occidente, que tergiversó las palabras del sublime Galileo, no se entiende cómo ni de qué manera, para convertirlas a la medida contrahecha de la más descarada confabulación que se haya conocido en la historia.
¿Podremos deponer las armas bobas de nuestra soberbia y de nuestra hipocresía? ¿Podremos inclinarmos, humildemente, para recibir el Darshan vivificador e iluminante que nos llega, sin tregua ni pausa, desde la luz de oriente? Entonces, quizás, iluminadas con ese Sentido y vivificadas con esa Consciencia, todas nuestras invenciones y tecnologías encuentren un sentido más allá de la destrucción de nosotros mismos y del entorno planetario.

10:04 PM  
Anonymous Anonymous said...

Perdón, me olvidé de citar al autor:
Manuel Gerardo Monasterio

y el link a la nota:

http://www.foroplanetario.com.ar/docs/Editoriales.php?IdEditorial=26

10:11 PM  
Anonymous JPQ said...

Anónimo lector..

Este Infierno ha cambiado de domicilio. Ahora se encuentra en:

unatemporadaenelinfierno.net

Saludos

10:25 AM  
Anonymous Anonymous said...

Es interesante la nota "La entropía creciente del pensamiento occidental" , que publican antes de este comentario. Pero también es errónea; cae en el común (muy común error) de prácticamente deificar a una "cultura" (va entre comillas porque el pensamiento oriental es muy diverso; en esto incluso la nota es reduccionista) con el fin de denostar el pensamiento de otra cultura.
Es completamente erróneo, desde un punto de vista antropológico (y desde otros puntos de vista) pensar que todo el pensamiento occidental es una porquería. ¿A dónde está el análisis, a dónde el pensamiento (más o menos) objetivo que se supone debe tener un intelectual al momento de revisar la vida y obra de estos grandes filósofos?
El hecho de que todos ellos hayan estado (más o menos) "locos", no quiere decir que su lógica analítica no haya sido impecable o, por lo menos, sumamente productiva. Es ridículo negar el enorme aporte que Foucault realizó a la filosofia, sociología, sociosemiótica, etc., solamente porque tenía tendencias sexuales extrañas o "inapropiadas", o porque se murió de sida (¿o ahora resulta que todos los homosexuales con sida son poco valiosos?) . Creo que su conducta sexual es de hecho coherente con su preocupación intelectual y con su línea de pensamiento. Me parece muy poco serio derribar el valor teórico de lo producido por estos hombres, solamente porque no eran "decentes".
Deberíamos ser un poco más objetivos a la hora de evaluar la producción intelectual de estos hombres; argumentar que todo lo que produjeron podría ser invalidado solamente porque eran anormales en algún aspecto, es una reverenda estupidez.

7:10 PM  
Anonymous Anonymous said...

Toda esta mierda está tematizada en la lógica informal y/o en la teoría de la argumentación contemporánea. Falacia ad hominen: tú no puedes devaluar la tesis o el razonamiento de alguien atacando su persona. Os pongo un ejemplo sencillo: un ladrón dice "robar es malo porque haces daño a los demás", a lo que el ignorante contesta "tú quién coño te crees para decir nada, si eres un ladrón". Retóricamente funciona, pero es a todas luces inválido. Ataca al ladrón por ladrón, no porque enjuicie que robar está mal.
Aunque si lo que quieres es romperle la boca al sadomasoquista porque te parece antiestético o inmoral, espérate a hacerlo en mi presencia, porque si me pilla de mal humor a lo mejor te denuncio, pero si me pillas alegre, lo que seguramente haga sea cruzarte la boca. Todo en sentido figurado, claro, y muy cortés. La cuenta la pago yo, porque con la autosuficiencia de mi interlocutor habrá de sobra para ambos. Un buen ejercicio de dominación primaria, poco "biopolítica". A mi me apena, y se me pasa el cabreo, cuando comprendo que no hay nada que hacer con quien responde agresivamente a lo anormal. Responda eso o no a un ego herido, a una falta de seguridad en uno mismo o a una interiorización brutal de la violencia. Estoy en paz.
Por cierto, la capacidad explicativa de Deleuze sólo puede compararse a la de otros como Hegel o Platón. A leer a Deleuze como si fuera Kant, que así sí que se deja. Lo que se puede llegar a pensar a través de ellos... Otra cosa: todavía no podemos hacernos cargo del efecto que han tenido y tendrán los trabajos de Foucault en la epistemología de las ciencias sociales.
Siento el tono, es que me cansa llegar directamente desde google a sitios donde se tratan los asuntos con tanta frivolidad y falta de lectura. Copón.

Un internauta al que le han jodido la noche.

1:59 AM  
Anonymous Anonymous said...

A quien corresponda. Si tanto presumes de filósofo, sin apenas entender tu propia historia...muy lejos estas de entender y más lejos aún de elaborar un mísero juicio, ya no un razonamiento que por lo menos se acerque al nivel de abstracción lógica de Deleuze, Foucault y compañía. El dia que escribas tu libro avísame para anotarte y tomarte en cuenta, mientras tanto a palabras necias oídos sordos. Lector irreverente.

7:37 AM  
Anonymous Anonymous said...

Te juro que estuve a punto de gastarme en dejar un comentario minimamente decente, pero la verdad que con el tiempo que perdi leyendo ya esta estupidez me parece suficiente... en el sadomasoquismo participan personas que libremente deciden involucrarse en ello... hoy en dia vivimos y hemos vivido guerras y una destrucción masiva del mundo y la vida sin que la mayoria se haya enterado todavía.. ya fue, no mas tiempo perdido... sos un PELOTUDO, así, con mayusculas.

10:43 AM  
Anonymous Anonymous said...

revisando algunas cuestiones sobre M. foucault en la red me encontre con esto, no puedo llamarlo de otro modo, al igual q otros post me auto-pregunte que hacia leyendo esto. La realidad es que no hay mucho mas para agregar. O nunca leiste nada de Foucault o lo hiciste pero no entendiste nada de nada.
En definitiva, UN ARTICULO DE BAJISIMO NIVEL.

1:29 AM  
Anonymous Juli said...

Personajes enfermos de los que se ha enfermado a las sociedades que se creen progresistas. Es obvio que el manzano da manzanas y el cardo da espinas. Cómo estas personas podrían hablar lo bueno siendo en sus acciones malos. Para el sentido común esta muy claro. Aquellos que los defienden se sienten identificados con el proceder de estos personajes que los ayudan a vivir bien con sus conciencias y a auto justificarse.

6:30 AM  
Blogger Manuel Gerardo Monasterio said...

parece que se han enojado los posmodernos con tu artículo.Pues que se jodan! Y si no les gusta que no vuelvan! Ya que nos la pegan todo el día con la puñetera democracia (cualquier cosa que signifique eso) que acepten que los disidentes "fuera de onda! que no se inclinan ni se arrastran frente a los popes del posmodernismo también tienen derecho a opinar. Qué leches!

M.G.Monasterio (Heterosexual de derecha, Tradicionalista y Monárquico Teocrático)

1:54 AM  
Anonymous Pablo said...

La vida privada de esos enfermos tiene directa relación con las representaciones de la realidad que ellos hacían, son consecuencia de su propia torsión mental, por lo que no confío en ella, es una deformación producto de su incapacidad de mantenerse bien formados

5:22 AM  

Post a Comment

<< Home