Friday, August 12, 2005

Nuevas formas de esquizofrenia en Caína, Cataluña y Francia

Nuevas clientelas para el psiquiatra de Woody Allen * Todavía en París, no lejos del hyper donde mi fontanero me envía a buscarle unos artilugios con los que poner fin a los “hercúleos” trabajos de reforma de una cocina que ha dejado inconclusa, desemboco, muerto de hambre, en una esquina de Clichy-sous-Bois, que es algo así como la periferia de lo que he llamado Libano sur Seine. Veo un Mc Donald abierto y tengo la tentación del suicidio gastronómico... ya aparcado el coche, advierto que la hamburguesería está cerrada. Horror. En la otra esquina, una rutilante publicidad fluorescente me anuncia un Beurger King Muslim... Lo de “beurger” es un juego de palabras. Lo de “muslim” se entiende con facilidad: la carne de tales hamburguesas proviene de animales sacrificados conforme a la sharía islámica, carne halal. Temerario, tras la experiencia del gazpacho andaluz del Café de París, en Montecarlo, pruebo las hamburguesas halal... son tan infectas como las hamburguesas genuinamente capitalistas. * En el lujoso gabinete de notarios de la avenue Hoche donde concluye la compra / venta de mi antigua y nueva casa, una secretaria me da a firmar los últimos documentos con un bolígrafo de propagada de una casa especializada en la venta a domicilio de comida kasher, que ofrece sus servicios a los judíos practicantes que desean cumplir las prescripciones dietéticas de su religión y no tienen tiempo para ir de compras a una tienda kasher. [ .. ] * Tras mil kilómetros de coche, rehaciendo por segunda vez en diez días la ruta París / Caldetes, nos esperan Jaume Pomar y Teresa. El cava nos embarca en una discusión sobre el estado y futuro de Cataluña, donde no siempre llegamos a percibir con claridad las fronteras de la catalanidad cívica; ya que discernimos muchas formas de ser catalán: independentista radical, independentista dialogante, nacionalista puro, nacionalista a palo seco, nacionalista acomodaticio, nacionalista con hijos españolistas, españolista con familia nacionalista, españolista comprensivo con los nacionalistas, españolista escéptico hacia Cataluña, españolista poco creyente en España, españolista inquieto por España, españolistas que se han educado en catalán y se dicen catalanes, aunque, en verdad, siguen siendo murcianos, andaluces, etc... Conscientes que esa realidad sociológica NO agota el problema ----ni mucho menos---- Teresa y yo coincidimos en percibir un nuevo factor esquizofrénico: gente que piensa una cosa, dice otra y hace una tercera. [ .. ] * Síntomas esquizofrénicos que quizá no sean comparables con el crimen de Roquetas. ¿Cómo calificar a unos guardias civiles que matan a palos a un hombre indefenso? ¿Qué dignidad tienen unos militares incapaces de dar la cara y pedir perdón en nombre de una institución manchada de sangre de esa manera? ¿Qué “realismo político” justifica el miedo de los civiles a los hombres armados que “cubren” con su “comprensión” crímenes de esa especia tan espantosa?

3 Comments:

Anonymous manolo said...

por que tanto espanholista y ningun espanhol?

4:22 PM  
Anonymous Anonymous said...

Como saben los filólogos, "español" es una palabra extranjera, provenzal, exactamente, que comenzó a utilizarse en España hacia el siglo XI, para nombrar a todo tipo de cristianos, musulmanes, judíos, etc., que vivian de "este" lado de los Pirineos.

JA Pascual

8:03 PM  
Anonymous DarkNet said...

cierto: ¿por qué habla de catalanes y no de catalanistas, y, sin embargo, habla de españolistas y no de españoles?
¿Hasta aquí ha llegado la victoria del nacionalismo imperialista y miserable?
¿Complejo de inferioridad?

8:36 AM  

Post a Comment

<< Home