Tuesday, August 16, 2005

Suicidio y Muerte de la Pintura. Rothko, Pollock, Gorki, Nicolas de Staël

NdS, Le grand concert, marzo 1955 Hace siglos, Eduardo Tijeras trabajaba en un estudio sobre literatura y suicidio, que debía comenzar con la legendaria frase de Pavese que pone fin a su libro El oficio de vivir, prólogo y puesta en escena de su muerte voluntaria: Basta de palabras. Un gesto... Es mucho menos conocida otra frase, de Nicolas de Staël, escrita el 5 de marzo de 1955, dirigida a un amigo íntimo, cinco días antes de poner fin a su vida: Tu sais, je ne sais pas si je vais vivre longtemps. Je crois que j’ai assez peint. Je suis arrivé à ce que je voulais. El Museo Picasso de Antibes expone las ochenta obras que condujeron a tal umbral: una melancólica sinfonía luminosa. Descubro la cita de Staël mientras corrijo las segundas pruebas ajustadas de mi libro Ramón Gaya y el destino de la pintura, donde cito el suicidio o la muerte trágica de Arschile Gorki, Mark Rothko y Jackson Pollock, intentando explorar las relaciones entre el suicidio y la muerte de la pintura: Tras Auschwitz, los juicios de Moscú e Hiroshima, Nueva York suplantaría a París y Berlín como gran metrópoli artística; pero los expresionistas abstractos, cuando no se suicidan, como Gorki o Rothko, dando, así, un destino trágico al dolor sin destinatario de sus obras, se acomodan con frecuencia al confort del garabato; esgrimiendo la inocencia culpable de quien dice no creer en la vida del espíritu, pero si posee una ciega y evidente esperanza en la ceguera especulativa del mercado. Creo matizar tan severas admoniciones, y agrego en otro momento: La obra de Rothko es una agonía, que culmina y se ilustra con el suicidio del artista. La obra de arte explora el silencio y la oscuridad que preceden al fin del hombre y la muerte de la pintura. Él ----Rothko, concluyo---- se inmola en sacrificio en la soledad más absoluta y fatal, diciéndonos algo muy hondo y terrible, que quizás nos hayan ocultado los mercaderes y apóstoles administrativos de las presuntas escuelas que de él sin pudor se reclaman, comerciando con los despojos del crucificado.

6 Comments:

Blogger Passy said...

This comment has been removed by a blog administrator.

5:01 PM  
Blogger Passy said...

Hay cierta tencendencia a dar más credibilidad al artista que se quita la vida que al que fallece de viejo, reminiscencia del Romanticismo: El joven Werther, Dios y la imposibilidad de alcanzar el objeto amado. Tal vez sea cierto que después de Auschwitz, la poesía no es posible, pero no puede acusarse a los supervivientes, a los no suicidas, de acomodaticios. Hay que seguir adelante, mal o bien, hay que vivir y lidiar. El caso de Pollock está más cerca del desequilibrio que de la culminacíón de la obra. Tal vez la muerte de Stäel tenga algo más que ver con la pintura o mejor con el mercado del arte. La presión que éste ejerció sobre el pintor resultó a la postre insoportable. Aunque ¿Era en realidad Staël un pintor abstracto?

Si me permites, una observación. Dices:"pero sí posee una ciega y evidente esperanza en la ceguera especulativa del mercado."
En el párrafo, "ciega" y "ceguera" parecen estar demasiado cerca una de la otra.
(Paja en el ojo ajeno, viga en el propio.)

Más: ¿por qué da la sensación de que pedimos al artista que se inmole? ¿Por qué nos parecen tan propios de la creación los problemas psíquicos, el alcoholismo, la drogadicción? ¿A caso el Creador Primero no sigue vivo para quien cree en Él? En realidad terminó su obra en siete días y desde entonces no parecen haber disminuido sus ganas de vivir. De hecho, es a su hijo a quien manda al Calvario.

En fin...Qué ganas de charlar.

5:12 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

.. un poco abrumado me quedo con la finura de análisis de passy...

10:17 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

... en realidad, mi visión de los suicidios de... es una visión tirando a patética y trágica:
... sería complicado matizar adinfinitum casos muy distintos, incluso complicados con líos de faldas, pero bueno: en los casos de R y d dS (que no siempre fue abstracto, efectivamente) si me parece visible una cierto nihilismo ligado al "fin de la pintura"... al callejón sin salida en el que se habían embarcado... y, siendo artistas y hombres de una gran integridad moral, prefirieron el gesto final de Pavese, antes que dar marcha atrás y... corto, ya que, en efecto, NO me veo a estas alturas de la noche con capacidad de síntesis para tratar temas harto complejos... siquiera agradecer la finura de lectura y análisis...

10:40 PM  
Blogger Cloe said...

buen blog.

Montaigne solía decir que el mundo no es más que cierto balanceo perenne, quizás la vida tb.

besos

12:29 AM  
Anonymous JPQ said...

Cloe,

Gracias...

Este es nuestro nuevo domicilio:
unatemporadaenelinfierno.net

Q.-

8:06 AM  

Post a Comment

<< Home