Monday, March 07, 2005

Klimt erótico

Desembarco por azar en el Museo Maillol, donde descubro turbadores paisajes íntimos: Gustav Klimt, papiers érotiques. A la entrada, una moza me aconseja una obra de referencia: G.M. Erotische Zeichnungen, de Hans H. Hofstatter. Es un lugar común evocar a Klimt como ilustrador de la Viena de Wittgenstein y Karl Kraus, la Viena de Malher y la escuela que cambia el rumbo de la historia de la música. Sin embargo, no tengo totalmente claro que esos dibujos íntimos, esas imágenes de mujeres desnudas abandonadas a sus deseos, caprichos y fantasmas hablen de ninguna “decadencia” de la capital de un Imperio difunto. Quizá hablen, por el contrario, de la fuerza misteriosa de Eros, la comunión de los cuerpos caídos en el altar de un lecho íntimo. En un ensayo célebre ----no sé si traducido al castellano----, Erôs y Ágape, Anders Nygren reconstruía las relaciones íntimas entre el Eros platónico y la Comunión del Eros cristiano. En El Intérprete de los Deseos (Ed. Regional de Murcia), de Ibn Arabí, que Ramón Jiménez Madrid me envía desde Águilas, traducido por Carlos Varona Narvión, el gran místico sufí, murciano de nacimiento, no habla de otra cosa: la comunión de los cuerpos y las almas, unidas en el abrazo amoroso. Que Klimt ilustra con una inquietante perfección, porque desvela muy oscuros misterios. Posted by Hello

11 Comments:

Blogger Eduardo Allende said...

Don JPQ, la blogosfera será infinita, pero la mía resulta espcialmente reducida. Hace exactamente un mes mi amigo Borgeano lloraba o gritaba en demanda de una exposición sobre Klimt.
Interesante su lectura de los cuadros.

6:24 PM  
Anonymous Anonymous said...

Mahler

k.

6:51 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Don Eduardo... visita rápida y fulminante por el barrio de tu colega y (sospecho) sin embargo amigo. Francamente potable e inteligente. Gracias.

Busco rápido la Va sinfonía malheriana (¿la que abría la Muerte veneciana de Visconti?) para dejarme llevar...

6:54 PM  
Blogger zen-cerro said...

Solo por curiosidad...en qué version, la Va de Mahler?

7:59 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

La viejìsima dirigida por sir Adrian Boult..

8:10 PM  
Anonymous Anonymous said...

Uff, Boult... por favor, escuche a Scherchen en Mahler: los colores apareceran como lo hicieron tras la restauración de la Sixtina.

De Klimt también son pistonudos los paisajes, auténticos tratados compositivos/técnicos de cómo utilizar una paleta cromática que tiende al infinito.

Sobre la decadencia: ¿cuál fue el proceso espiritual que lleva de los dibujos eróticos de Klimt a los dibujos (¿eróticos?) de Schiele? En unos las figuras parecen morir de placer en medio de un orgasmo, en los otros de hambre... ¿Y del paraíso Wunderhorn mahleriano a la sordidez y violencia del Wozzeck de Berg?

k.

8:36 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Uauuuuuuuuuu...

Tomo nota sobre la vejez de mi viejo Boult... yo le tengo una cierta debilidad porque él dirigía la primera edición completa de las sinfonías malherianas que cayó en mi poder hace...

Sobre la "decadencia" de la Viena de Wittgenstein... ¿un balcón ante el infierno? ¿una ventana a muchas modernidades????

Supongo que hay de todo. Grandes obras de Klimt me parecen "decadentes". Los dibujos MUUUUUUUUUYYYYYYY erótico que descubrí hoy tiene una fuerza de trazo admirable y nada nada decadente.

8:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

Me imagino que lo peor que les pudo caer a tanta cantidad de hipersensibles era una primera guerra mundial encima... Los Kirchner, Grosz, Dúlberg o Dix son ya testigos de la era de la máquina. Antes, el paraíso modernista fue culminación y fin del romanticismo y las técnicas artesanales de producción artística.

Sobre Boult diré que solo escuché una versión suya de la sinfonía Grande de Franz Schubert... y que me aburrí. Esa Quinta mahleriana la desconozco, aunque comprendo las relaciones de fidelidad y cariño hacia los primero contactos... musicales, jejeje.

k.

PD: zen-cerro mahleriano... ¿y bruckneriano?

9:20 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Bueno... como dudarlo... en el "eje" Berlín - Viena ... (sorry por lo de "eje") se confundían la agonía de un mundo que se iba... las profecías sobre el infierno que llegaba... y muchas más cosas, claro: el Ángel de la historia de Klee ("visto" por Benjamin) creo que resume muchas de esas cosas... pertenece a la "especie" de los seres espirituales del mundo que se iba... y su horror es el de las figuras aterrorizadas por lo que veían llegar...

En el mismo Malher "cohabitan" esos muy distintos mundos. Y los casos de Berg o el mismo Schonberg plantean ¡que de infinitos problemas!!!

¡Como recuerdo mis primeras lecturas del Faustus de TMann y las tentaciones de ALeverkunnnnn!!!

9:37 PM  
Anonymous Anonymous said...

Recomiendo la exposición sobre los Secesionistas de Viena, con Klimt al frente, en el Schirnhalle de Frankfurt. Visítenla si pueden, queda claro lo de la Viena decadente.
Otro apunte; sería de agradecer que este blog mantuviera este tono no descaradamente españolista que sí se da en otros lares. El nacionalismo es muy pernicioso

3:40 PM  
Anonymous Anonymous said...

La edición de Varona Narvión no convence a nadie que de verdad sepa de lo que lee.
El cacofónicamente apellidado personaje, es un pequeño exponente de que las instituciones han entrado en la cultura digital. Esto es, eligen digitalmente (a dedo) a los gestores de la cultura. Que es un enchufado, vamos.
Y he dicho "pequeño" exponente porque el autorcillo en cuestión no da para más. Ignoro si su recortado tamaño físico le ha creado los complejos que arrastra, pero fue realmente triste presenciar la incapacidad para comunicarse con los locales de este metro y medio de incompetencia concentrada.
El Instituto Cervantes de Damasco da... bueno, voy a huir de la rima fácil. Da pena.

1:54 PM  

Post a Comment

<< Home