Monday, February 28, 2005

Con Verne, rumbo a la Isla del Tesoro

"El navío se hundía lentamente..." "¡Un hombre! ¡un náufrago!" Perdido en el aeropuerto de Barcelona, con una hora de retraso para embarcar en mi avión, me refugié la tarde del domingo en una edición de bolsillo de las 20.000 leguas de viaje submarino de Jules Verne, que descubrí a los cinco o seis años: mi madre nos leía ese libro en voz alta, a mi padre y a mi, los fines de semana, en nuestra antigua casa de Totana; y mis hermanos Javier y Ma Luz no habían nacido. De ahí la precisión cronológica. Me enteré muchos años más tarde que ese libro había sido censurado y modificado por su editor. Sin embargo, ¡como perdura el perfume de un viaje al fondo de todos los abismos!... Abismo del hombre solo, acorralado por todos los Estados. Abismo del proscrito, perseguido por todas las policías. Abismo del soñador que sueña despierto con un mundo nuevo. Abismo del viajero en busca de una Atlántida tan lejana, real e indispensable para nuestra supervivencia moral como el Tesoro de la Isla de Stevenson. El libro concluye, con una cita del Eclesiastés: “¿Quién pudo jamás explorar la profundidad de tal abismo?”. El Narrador responde en un tono mesiánico, no sé si sombrío o soñador, como el de Lawrence en La Revuelta árabe: “Solo dos hombres tienen derecho a responder. El capitán Nemo y yo”. ¿Cómo no sentir la tentación de volver a emprender aquel viaje en el quedó empeñada nuestra vida, hace tantos años? Posted by Hello

6 Comments:

Blogger Eduardo Allende said...

Exacto.
...
y si todos los romances, al modo antiguo contados,
exactamente igual que antes,
agradan cual me agradaron
a los jóvenes de hoy día
que son aún más avispados
adelante, ¡ya empecemos!
(De la dedicatoria de R.L. Stevenson al comprador indeciso de 'La Isla del Tesoro').

8:31 PM  
Anonymous Anonymous said...

"¡Más madera...!"

Célebre cita marxista (Groucho), camino del Nuevo Mundo, subido a un tren que corre hacia su (incierto) destino alimentando su caldera con las ruinas del Ayer, el Pasado, el Mal... en brazos de una mujer (que no soy yo, oigan),

Dolors

9:05 PM  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Eduardo me alegro de verte por aqui. Yo despues de la novela sobre cierta epoca oscura, solo dire que creo que es la mejor obra de Verne, al menos para mi. ¿J. P. has leido a Lawrence ademas de a H.P. Lovecraft? Hace años, un profesor pedante de historiografia que siempre nos citaba a autores que no habiamos leido, le hice callar porque yo si me habia leido Los siete pilares de la Sabiduria y los viajes de LAwrence por el Hedyaz. Por cierto, precisamente decia que a quien no teniamos que leer era a "ese pesimo orientalista de Lawrence".
Saludos a todos.

9:08 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Mein lieber Wallenstein...

Lawrence... ¡indispensable para sobrevivir!!!!!!... Recuerda aquella cita de las primeras páginas de los Siete Pilares: "hay dos clases de hombres... Unos piensan que cuanto soñaron fue un sueño... Otros sueñan despiertos: y estos son los más peligrosos... porque son capaces de hacer realidad sus sueños"

9:25 PM  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Por desgracia la edicion que tengo no es muy buena, estando llena de erratas, aunque eso no fue obice para disfrutar de un libro, que cuando lo vi en la feria del libro poco antes de selectividad, decidi comprarlo junto con el clasico volumen de Alianza los Mitos de Chthulu. "Comparaba la actual independencia de sus oyentes con su pasada servidumbre a Turquia, y decia rotundamente que hablar de la herejia turca o de la inmoral doctrina del Yeni - Turam o del califato ilegitimo, no venia al caso. Nos hallabamos en pais arabe y los turcos lo ocupaban: eso era lo importante. Mi argumento esta tomando color".
Saludos a todos.

9:52 PM  
Anonymous Javier said...

Juan Pedro gracias por la cita de los Siete Pilares y a Eduardo por su magnífico blog y sus fascinantes posts marineros.

Nos vemos en el mar.

9:10 AM  

Post a Comment

<< Home