Sunday, February 12, 2006

Martirio español, Euskadi, Cataluña y otras guerras civiles

Archivo Una temporada en el Infierno. Heidegger, la Técnica y los campos de concentración [ .. ] Goya, Duelo a garrotazos (1820–23). Óleo /lienzo,123 x 266 cm. Museo del Prado [ .. ] Hacia 1900, Galdós resumía lo que hoy pudiera llamarse “problema vasco” de este modo: “Álava, con Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, es ya la tierra que podríamos llamar del martirio español, el fúnebre anfiteatro de sus luchas de fieras y el redondel en que se han despedazado los gladiadores, por el gusto de las peleas y la embriaguez de la sangre”. Fernando Molina Aparicio, autor de un ensayo histórico titulado “La tierra del martirio español. El País Vasco y España en el siglo del nacionalismo” (Ed. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, que dirige Álvarez Junco), insiste: “Durante todo el siglo XIX, la identidad española vivió inmersa en un empate infinito, entre el parlamentarismo y la dictadura, las elites y el pueblo, el nacionalcatolicismo y el laicismo, la insurrección y la legalidad, la república y la monarquía, el centralismo y el regionalismo. Todos estos factores la alimentaron y todos, en su entrechocar, la debilitaron, pues impidieron que se afianzara en una orientación o en otra”. Martirio español que descubro entre las notas bibliográficas del número de Historia y Política (Biblioteca Nueva) titulado “El Nacionalismo catalán: mitos y lugares de la memoria” (2005-2), coordinado por Jordi Canal, cuya lectura me hacía pensar, hace días, en el sometimiento de los intelectuales a la política y las guerras civiles entre catalanes. [ .. ] Volverás a Caína, pero Nunca llegarás a Nada [ .. ] Európolis. Primera biografía de urgencia de "Zapaterror"

3 Comments:

Anonymous iker said...

en mi opinión, ese párrafo de Galdós es una gilipollez. el problema vasco es ke euskal herria es una nación ke desde siempre ha kerido ser soberana. los fueros son muestra de ello, y la violencia política en euskal herria es fruto del choke inevitable entre esa voluntad de ser libre, y la resistencia de los estados español y francés a renunciar al control al ke someten a mi pueblo. cuando estos reconozcan el derecho de la nación vasca a decidir su forma de gobierno, la violencia desaparecerá. y parece ke será pronto. ojalá.

7:28 PM  
Blogger Ramón Machón said...

José Alvarez Junco tiene un libro que recomiendo, acerca del proceso de construcción de la identidad española a lo largo del siglo XIX:

Mater Dolorosa. Edit. Taurus. ISBN:84-306-0441-3

Debo confesar que no supe sacar jugo en su momento al profesor Alvarez Junco, cuando me enseñaba en la Facultad de Políticas de la Complutense, allá por la mitad de los años ochenta del siglo pasado.

Pues sí. Mater Dolorosa. Uno se da cuenta demasiado tarde de lo que pudo haber sido.

8:11 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

No creo que leer haga daño. En el caso de Galdós -sorry, Iker- incluso creo que es sencillamente indispensable para hablar de España, Euskalerría o la batalla de Trafalgar.
Alvárez Junto es un sabio, claro. Y su Mater Dolorsa dice lo que dice. Yo lo recuerdo de todavía más lejos, de cuando no estaba muy lejos de la CNT.
La vida,

Q.-

10:57 AM  

Post a Comment

<< Home