Tuesday, May 24, 2005

ETA, Savater y los asesinatos de sobremesa

Que la vida de Caína continúa envenenada por las confidencias que se destilan en privado y se ocultan en el Parlamento es una evidencia que 48 horas de idas y venidas madrileñas me confirman de manera pavorosa, más allá de lo escuchado por Fernando Savater al presidente Zapatero. Le pregunto a S* por L* ----de quien fue amante----, aludiendo a una lejana cena de despedida y ella me responde: “Menudo hijo de puta…”. Tratándose de personas muy educadas y de alta formación cívica y filosófica, no es fácil repetir el culebrón de insultos salpicados de análisis con los que ella me desvela su versión ----evidentemente parcial--- de la actualidad del día. En un aparte, J*, maestro de periodistas, me “explica” el comportamiento de otros “maestros” muchísimo más jóvenes y dispuestos a vender muy caras sus bulas, indulgencias o castigos: “Con X* ----presidente de tal Comunidad---- apalabró la compra de un chalet inmenso que no respeta elementales urbanísticas. Con los gobernantes de turno maneja la estaca o el cazo”. En un corrillo de chismorreos librescos, donde se habla de los más altos premios “literarios”, los más eminentes colegas que están en el ajo cuentan unos horrores sobre la cocina de tal inventos por venir que ni siquiera me atrevo a dar ninguna pista, para evitarles a ellos y a mi unas represalias evidentemente asesinas. En un cóctel, me encuentro con Carlos Rodríguez Braun y bromeamos sobre la campaña francesa, que ambos vemos muy negra. A la hora de la foto colectiva, Carlos me toma el pelo: “Yo me pongo aquí, si Quiñonero no teme que lo vean a mi lado”. Le amplio lo que veníamos comentando: “En Francia, el peor insulto con el que se puede intentar asesinar a un adversario es llamarlo liberal o liberal extremo. Con solo dos o tres palabras se consuma una ejecución pública con descabello”. ---- No es difícil evocar los Sueños de Quevedo si se desea recordar a donde conduce el comportamiento de muy diversos personajes públicos que sientan a su mesa, entre amigos, a los pobres de misericordia o los muertos enterrados en cal viva, para comprar o vender publicidad, al mejor precio.

4 Comments:

Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
En algo España se parece a Francia. Aqui se usa el termino "liberal" tanto por unos como por otros de forma incorrecta, siendo muchos teoricos liberales realmente otra cosa y desde la izquierda descalificandose al oponente como liberal. Muchos han leido a los que leyeron a los lectores de autores liberales como Locke y se creen liberales en vez de haberse leido a Locke. Sinceramente, yo me quedo con el liberalismo norteamericano o britanico que con los ejemplos patrios de supuesto liberalismo, que en muchos casos, no responden al principio de la libertad de los demas termina donde comienza la mia y no aceptan voces contrarias a las ideas planteadas por ellas. Esa vertiente del Liberalismo me suena precisamente a lo contrario del Liberalismo Historico (si alguien se da por ofendido le pido mil disculpas porque no pretendo ofender a nadie). El algo parece que nos parecemos al supuesto "corazon de Europa".
Saludos a todos.

2:06 PM  
Blogger Tremere said...

Wallenstein77, desde mi punto de vista tiene usted toda la razón. Yo me considero lo que en la tradición anglosajona se denomina un classic liberal (en oposición a liberal a secas, que a ambos lados del Atlántico se ha convertido en un insulto, como denunciaba hace poco The Economist), y no me siento identificado en absoluto con los sedicentes "liberales" que ahora proliferan en Estepaís/Cainia. En mi opinión, como norma general (siempre hay excepciones) la ideología que exhiben se ajusta más a la conservadora e incluso a la neocon, cuando no son directamente meapilas y reaccionarios. Yo tampoco pretendo ofender a nadie, pero a algunos de estos presuntos "liberales" les he oído comentarios que huelen a sacristía que apesta. Ya no estamos en la época del nacional-catolicismo, pero algunos parece que no se han enterado todavía. Y, como muy bien dice usted, no respetan a sus adversarios políticos, algo que todo buen liberal hace (o debe hacer).

10:52 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

En Caína, la etiqueta también funciona indistintamente como pistola o navaja trapera contra el adversario de distinta obediencia o feligresía, a usar por la espalda, de preferencia.

Y, helás, como dicen los franceses, algunas capillas y minaretes liberales tampoco escapan siempre a tales tentaciones.

A título puramente informativo, sin tomar partido de ningún modo, me tomaré la libertad de recordar la evidencia: HAY MUCHAS Y MUY DISTINTAS FAMILIAS LIBERALES, sistemáticamente silenciadas cuando no vilipendiadas desde los púlpitos más diversos. Para no ser en exceso prolijo, solo citaré de pasada el sitio francés catallaxia.org, que enumera estas otras corrientes:

----Liberales de derechas.
----Liberales de izquierdas.
----Liberales federalistas.
----Liberales anarco – capitalistas.
----Liberales libertarios...

... y entre los autores que tal sitio (que apenas he frecuentado, y del que solo tengo noticia puramente informativa) considera liberales se incluyen textos de escritores, pensadores y revolucionarios de este tipo: Maquiavelo, Rousseau, Voltaire, La Boettie, Proudhon, Bakunin, Nietzsche, Spencer... También se cita a los clásicos librecambistas, pero se incluyen liberales poco o nada librecambistas como George Orwell, Raymond Aron o sir Isaiah Berlin.

12:02 PM  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
JP gracias por el catalogo el cual me ha resultado muy curioso e incluso divertido por la aparicion de ciertos nombres de "autores" liberales. Creo que el problema esta en que historicamente por el prestigio del termino liberal, se han apropiado de él practicamente, como señalas, todas las tendencias politicas, economicas y sociales (hay un liberalismo cristiano por ejemplo y si apuramos, un liberalismo musulman, etc.) Liberal por ejemplo fue en momento LLoyd George, que planteo medidas que si la memoria no me falla, podian ser antecedentes de Keynes y desde los años 30 paso a tendencias filototalitarias, como plantea Gerhard Weinberg en "Un mundo en llamas. Una vision de conjunto de la II Guerra mundial". Se ve que cualquiera es liberal, por accion al asi denominarse o por omision, al recibir dicho apelativo como elemento descalificante.
Saludos a todos.

1:08 PM  

Post a Comment

<< Home