Thursday, May 25, 2006

Monet sepultado en el basurero de la "actualidad"

Matin, 200 x 1275 cm. La reapertura del Musée de l’Orangerie ha pasado sin pena ni gloria: un silencio insondable. Ni siquiera es “noticia” la posibilidad de volver a contemplar algo tan olímpico, bello y majestuoso como las Nymphéas de Monet. En verdad, lo bello mismo es algo que “vende” mucho menos que la basura: su inactualidad radical quizá hable de la condición desalmada de nuestro comercio nefando con la “actualidad”, fabricada en serie a cada instante por las poderosas industrias de la incomunicación y la incultura. [ .. ] Európolis. "San Isdro, ¡ruega por nosotros..!".

3 Comments:

Blogger ferrancab said...

Más que la salida que tiene en el mercado lo "bello" y la basura, lo que creo es que encontramos una proletarización de lo bello en el más Nietzscheano sentido del término.

12:27 AM  
Anonymous náufrago said...

Recuerdo haber visitado esas Nympheas en l' Orengerie, hace 7 años. No me parecieron nada pheas, a pesar de ser el trabajo de un pintor quasi ciego, que apenas salía ya de su casa/atelier.

1:24 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Náufrago:.. pues eso; hace esos seis o siete años que el tal Naranjal tuvo que reformarse y para realizar obras y trabajos (casi como en Madrid).. ahora se abre, de nuevo..

Ferran: supongo que decimos más o menos lo mismo... yo insisto en lo de basura, por razones que me saltan a la vista, cuando escucho la radio, veo la tv, o miro los estantes de "libros" en un supermercado... por no hablar de la basura estrictamente "ideológica" en el sentido más literal del término, cuando mis ojos se vez forzados a pasar por encima de cierta cosa periodística tirando a amarillo mostaza, que era el color de los bidones donde los nazis transportaban sus gases letales.. Volvemos al tema pictórico..

Q.-

8:04 AM  

Post a Comment

<< Home