Saturday, December 10, 2005

España, Turquía, Orhan Pamuk, la Alianza de civilizaciones y la lucha contra el Terror

¿Puede un Estado perseguir, condenar y encarcelar a un escritor, acusado de delitos de opinión, en nombre de la Alianza de civilizaciones?.. ¿Puede un Estado que persigue judicialmente las opiniones de un escritor ingresar en la Unión Europea?.. Esos y otros dilemas, no menos graves, plantea el caso de Orhan Pamuk, quizá el más cosmopolita de los escritores turcos de nuestro tiempo, que corre el riesgo de seis meses a cuatro años de cárcel por haber declarado a un periódico suizo que en Turquía fueron asesinados 30.000 kurdos y un millón de armenios, sin que nadie se atreva a recordarlo. Europeo convencido, partidario del ingreso de su patria en la UE, Pamuk es un escritor célebre, cuya obra plantea problemas que en nada nos son ajenos: ----¿Es un Estado que persigue a un escritor por tales delitos el mejor aliado para defender y promover una imaginaria Alianza de civilizaciones? ----¿Qué hacer con el pueblo kurdo, errante desde hace siglos entre varios Estados que lo ignoran cuando no lo persiguen militarmente? ----¿Qué hacer con la memoria de las millares de víctimas inocentes del terrorismo kurdo? ----¿Qué hacer con una Turquía que se debate entre la modernidad occidental, el Islam, sus alianzas militares con Washington y Tel Aviv, sus elites occidentales y sus islamistas retrógrados si no algo peor? Dentro de la UE (¿cuándo?, ¿cómo?, ¿en qué términos?), Turquía sería la primera potencia demográfica y la primera nación musulmana de la Unión. Fuera, Turquía queda en una tierra de nadie expuesta a la violencia de las tentaciones más imprevisibles e inquietantes.

2 Comments:

Blogger Peré Juliá said...

La cuestión es aún más compleja de lo que podría apreciarse a simple vista, sin duda alguna que el gobierno turco y en concreto ciertos estamentos (militar) del mismo han errado en su politica sobre la cuestión kurda y en otras pero no por ello podemos olvidar su peliaguda situación geopolitica o su historia reciente cuando no hace ni un siglo las potencias se abalanzaron sobre los restos del Imperio Otomano e iniciaron las cuestiones candentes de nuestro tiempo, Oriente Medio( por qué los británicos no crearon un estado kurdo cuando algunos lo propusieron tras el exito de la revuelta árabe (Lawrence de Arabia así lo recomendó),en definitiva,que no me quiero extender, arduo es el ingreso de Turquía en la UE pero no por ello imposible...y más cuando es lo que les interesa a ciertos países del arco mediterráneo...enhorabuena por el blog

Peré Juliá

7:51 PM  
Blogger blueslord said...

Es un placer leerle en Internet, sr. Quiñonero. Soy asiduo lector de www.nuevodigital.com, pero no sabía que tuviera usted un blog.

La entrada de Turquía es una cuestión muy difícil de valorar, en la que creo que influyen muchos factores, algunos a favor y otros en contra. El peligro está en valorarlos mal.

Para mí la pregunta fundamental es: ¿Realmente es necesario para Europa cuya identidad no está realmente definida que Turquía entre? Desde mi punto de vista, un Estado con una tradición radicalmente distinta al resto (no sólo religiosa, pero sí filosófica, artística, cultural, etc, que aunque no lo parezca es muy importante), debería esperar a que primero definamos los europeos qué queremos ser, lo que no está claro.

La alta capacidad demográfica turca tampoco es nada halagüeña, sobre todo porque hay una diferencia brutal entre los habitantes de las ciudades -más partidarios del kemalismo laico- y los de la Turquía profunda, cada vez más islamizados. Como tampoco lo es, el hecho de que existan muchas cuestiones internas (libertad de expresión -intentando incluso influir fuera de sus fronteras, caso Jylland-Posten-), derechos de las minorías religiosas, etc.

Es cierto que si entran en la UE deberán hacer suyo el acervo comunitario, pero también pueden cambiarlo y si es en la misma dirección que quieren cambiar Turquía (se rumorea que quieren regular el alcohol y de hecho en muchos lugares ha empezado a estar "mal visto" tener alcohol en la tienda y se han reducido las licencias, lo que está de acuerdo con el Corán, pero no con el acervo...), que me digan dónde que yo me bajo.

Siento el tocho, pero es una cuestión de la que se ha debatido seriamente muy poco -como de prácticamente nada hoy día- y que nos puede modificar de manera importante el futuro.

Enhorabuena porel blog de nuevo (y por habilitar los comentarios).

11:21 PM  

Post a Comment

<< Home