Tuesday, November 08, 2005

De como la utilización de fumigadoras para limpiar la basura humana puede propagar incendios suburbanos

La crisis de los suburbios franceses ha vuelto a confirmar la degradación creciente de los medios de incomunicación de masas, poblados de una peligrosa fauna de talibanes, ayatolas, ignorantes, fanáticos, sectarios y “canalla” de la más diversa especie zoológica. Repito voluntariamente la palabra “canalla”: está en el origen último de la crisis, utilizada por Nicolas Sarkozy, ministro del interior, para calificar a una cierta “fauna” ----Nico dixit---- que habita en los suburbios franceses y él considera imprescindible “limpiar con fumigadoras”. La utilización reiterada y despreciativa del término “canaille” (chusma, gentuza) para calificar a una parte de la gente joven que malvive en los suburbios provocó pacíficas manifestaciones de protesta, a cara descubierta. Bandas de violentos y delincuentes se sirvieron de tales manifestaciones para comenzar el incendio y pillaje de vehículos y comercios... A partir de ahí, el mejor análisis que conozco de la crisis lo ha escrito Dominique Moïsi, co director del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI) y lo publica Financial Times en su edición de pago. ¿Cuál es su interpretación?: “La angustia violenta es el producto de la soledad y la exclusión. Los jóvenes violentos quieren destruir una sociedad de la que han sido excluidos. Económicamente, los apellidos magrebíes les cierran las puertas del mercado del trabajo. Socialmente, viven en guetos, muy alejados de las atracciones y prosperidad del centro de las ciudades. Cultural si no religiosamente, se sienten segregados como musulmanes, sobre todo después del 11-S. Para ellos, destruir es existir. Nadie los escucha, se sienten marginados, y, lo que es peor, se consideran insultados cuando el ministro los trata de gentuza. Repentinamente, son objeto de la atención de los medios internacionales. Que venganza y que terrible y peligrosa ilusión”. ¿Puede la desesperación social y económica ser manipulada por fanáticos religiosos, precipitando en el futuro una escalada de violencias en nombre del Islam, que ya es la segunda religión de Europa?. Vaya usted a saber. De momento, los incendios y violencias no tienen nada que ver con el islamismo, y las organizaciones islamistas franceses, radicales y menos radicales han condenado la violencia en nombre de sus propios principios religiosos.

9 Comments:

Blogger Passy said...

En cuanto a tu último párrafo ¿Es necesario que exista manipulación? Probablemente no. Al menos de tus informaciones se desprende que no hay componente islamista en la violenacia de estos días. Creo que las líneas de Möisi
son muy reveladors y
se ajustan más a la realidad que otras interpretaciones.

Uno puede soportar la opulencia y el exhibicionismo del vecino, pero sólo si tiene la esperanza de llegar a poseer los bienes que, diariamente, el otro le restriega por la cara.

En cuanto al post anterior. Agradezco la contestación. De acuerdo con la misma,excepto en el entrecomillado. De ninguna forma pediré a un periodista que "revele" sus fuentes. Se trataba -no sé si supe explicarlo- de otra cosa.

Un cordial saludo.

12:36 PM  
Anonymous Jose said...

Hola Juan Pedro,

Esta mañana han entrevistado en TV3 a Dominique Moïsi y ha venido a confirmar lo que cuentas en esta entrada. También ha comentado que el problema con el que se encuentra ahora la clase política francesa no es extrapolable a España, almenos a corto plazo. Los motivos: menos inmigración, aparentemente menos exclusión social de los inmigrantes, etc.

Aún así, más vale que aprendamos de lo que está sucediendo en Francia y las miserias que mostraron los atentados de Londres para intentar mejorar el proceso de integración de los inmigrantes que llegan a España.

Un saludo y felicidades por este magnífico blog.

12:54 PM  
Anonymous Anonymous said...

¿Cuanto estas dispuesto a pagar en impuestos al alcohol o la gasolina para que todos los saltavallas de ceuta y melilla tengan una vivienda digna y una renta social basica?

2:15 PM  
Anonymous Anonymous said...

Juan Pedro:

1.- La República, esa vieja decadente,le ha dado a toda esa gente multitud de ayudas.

2.- Llamarse Mohammed es un problema porque muchos de ellos nada más tener trabajo exigen tiempo para sus oraciones, abluciones, viernes, fiestas, etcétera.

3.- Islam, que significa sumusión, impone que todo el planeta sea sumiso a Alá y que lo que se niegue o quien se niegue puede y debe ser objetivo de la yihad.

4.- Por ser la tierra propiedad del islam, quienes no son islámicos son usurpadores y las riquezas, aunque las hayan creado otros, son de los creyentes.

5.- Derivado de lo anterior viene la actitud insultante, retadora y frecuentemente agresiva de los Mohammed con los perros infieles, en París, Madrid, Roma o Berlín.

Estos aspectos, que son sumamente claros en la subcultura de los arrabales, facilitan enormemente lo que ocurre en Francia, y de ellos no habla Dominique Moïsi.

Los jóvenes de los atentados de Madrid 11-M no eran menos drogas, rock o hip-hop. El mismo tipo de macarra chulo, drogata, en el que ningún empresario puede confiar, y producto de la subcultura islamo-subvencionada-acomplejada y cargada de odio hacia una sociedad en la que hay que trabajar de acuerdo con unas reglas muy distintas al medioevo intelectual en el que se mueven.

8:05 PM  
Blogger tonibanez said...

Al anónimo precedente: lo has bordado. Espero réplica quiñonérica ipso facto. Y nada de correcciones politicas.

12:35 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Amistosa respuesta a TdQ y Airado y Anónimo lector:

1.- ¿Porqué es imprescindible escudarse en el anonimato para hablar?.

2.- El problema del Islam en Francia y en Europa es un problema; y el actual problema de los suburbios franceses es otro problema.

3.- Entre los personajes que han sido detenido hay pocos musulmanes y poco significativos. La jerarquía musulmana francesa ha dictado una fatwa contra los violentos.

4.- Sobre lo que significa Islam hay tantas visiones como visiones hay sobre Europa, Occidente, Francia, España y Caína. Abundan los talibanes islamistas. Pero también hay otra cosa. Meter en el mismo paquete islámico a toda la tropa musulmana es tan poco eficaz intelectualmente como meter en el mismo paquete cartagenero a Aznar, Felipe, ETA, Ezquerra, Gallardón, la Pilarica, Bono y Montejurra. En Madrid, Barcelona, Washington, Cartagena, Lleida y Castilla la Mancha también gente genial y minúscuyos ayatolas que predican con una ignorancia supina sobre todo lo divino y humano.

5.- Sobre el concepto de tierra y propiedad en el islam me repito a los trabajo de Américo Castro y a mi ensayo De la inexistencia de España, donde se estudia la influencia de la mística musulmana en los más eminentes autores castellanos del estilo noble. Un poco de menos frenesí y sentencias intimidatorias, please: ya hay demasiados ayatolas audiovisuales, de izquierda, derecha y otras especies, para competir con ellos.

6.- Lo de perros infieles es una terminología talibánica que no ha sido utilizada en los disturbios franceses. Sería apasionante discutir sobre ella, en el marco de la propagación mundial del odio, pero el lenguaje de los violentos en los suburbios franceses es algo más rústico: “.. pasta, sexo y rap...”, “... más prostíbulos y menos escuelas...”, “... más tías para que me la ch...”. Si viniese a cuento, recordaría a famosos versos de Jorge Manrique donde la terminología islamista entra en la gran poesía castellana.

7.- Quizá mañana la crisis tome un giro islámico. ¿Es posible? ¿puede ocurrir mañana?. No tengo ni idea. Cuando ocurra me apresuraré a dejar constancia. Por ahora, soy uno de los raros periodistas que hace años que conoce esos barrios, y el problema es bastante otro.

8.- Recurrir a la terminología de los perros rabiosos no es mi estilo. Además de reflejar una cierta ignorancia, en este caso, también temo que deje al descubierto una rabia contenida que perturba un poco la visión más inmediata, prosaica y negra de la cosa. Que ya es bastante trágica.

9.- La guerra islámico – terrorista – subversivo – planetaria o lo que digáis quizá haya estallado o estalle mañana: el frente suburbano francés todavía no está abierto. De momento, lo de los suburbios franceses está mucho más cerca de la ciencia ficción que he citado en mis entradas anteriores.

10.- Hay una cultura del odio islamista. Hay una cultura del odio suburbano. Quizá tengan cosas en común. Con matices de fondo: la canalla suburbana no está dispuesta a morir matando: matan a palos a un anciano, incendian una escuela, pero huyen y se tapan la cara. Me direis que “tanto da”. Moralmente, sin duda. Intelectualmente, pretendo hilar un poco más fino. La secta medio oriental de los Asesinos era una cosa. Las bandas de matones delincuentes y no menos asesinos son otra. O se intenta comprender la realidad, o nos pierden los fantasmas: para decir chorradas de matones e ignorantes audiovisuales no contéis conmigo.

2:02 PM  
Anonymous Anonymous said...

Amigo Quiñonero: mi anonimato obedece a que nací en una familia musulmana, aunque soy apóstata desde hace bastantes años. Saludos, y perdón. Anónima. Solo aporto ese dato: soy mujer.

3:08 PM  
Anonymous Anonymous said...

Don Quiño,

Vaya tela... ahora "ligando" con mozas musulmanas que se dicen apóstatas para despotricar contra sus hermanos mayores... los / las hay que yayaya. !Sin san Bakunin levantara la cabeza..!

PS.

Estimada amiga anónima, ¿le importaría enviarnos vía @ foto suya aunque fuera con el velo puesto? Perdón por esta odiosa muestra de confianza cerril.

Lagartijo de Huesca

3:21 PM  
Blogger Verdurin said...

No estoy de acuerdo con nadie y sin embargo pienso como todos.

7:20 PM  

Post a Comment

<< Home