Monday, May 02, 2005

El Economist pide referendos en Euskadi y Cataluña

The Economist, 23.04.05 Posted by Hello Tirando papeles, releo un artículo del Economist (23.04.05) que había dejado pasar hace unos días. La tesis del semanario británico ----el más influyente de Europa, y uno de los más prestigiosos del mundo---- es muy simple: aconseja celebrar los referendos que sean necesarios, en Euskadi, Cataluña, o en Cartagena, etc., para zanjar definitivamente lo que califica de “perennial demands from separatists”. El Economist cita un antecedente que me parece significativo: la decisión de la Clarity Act (2000), en el Canadá, que permitió zanjar o diluir por mucho tiempo el problema de Québec. Paradójicamente, las razones avanzadas serán rechazadas en Madrid, Bilbao o Barcelona, por razones antagónicas. A juicio del Economist, un referéndum claro, sencillo, brutal permitiría callar para siempre las reivindicaciones nacionalistas. Sospecho que los términos de tal clarificación inquietan igualmente a todos los bandos. ¡Caína va bien!!!

3 Comments:

Blogger Eduardo Allende said...

En todo caso, con respecto a estos asuntos no parece descabellado tomar como divisa el titular del Economist, ¿no le parece?

10:15 AM  
Anonymous JMR said...

Una manera muy británica de ventilar las cuestiones sin resolverlas. Por 'influyente' -maldito epíteto, nunca sabré qué significa en realidad- que sea The Economist (cosa que no pongo en duda), eso no garantiza su acierto al opinar sobre ciertos asuntos. El precedente de Quebec no es válido por varias razones. Apunto sólo dos: 1) La reivindicación no era idéntica a las de los nacionalistas en Euskadi y Cataluña respecto a España; 2) Los resultados dieron una ajustadísima victoria 'unionista', aunque ésta hubiera servido para calmar las aguas durante bastante tiempo. ¿Qué habría sucedido de inclinarse el voto en sentido contrario? La tesis de The Economist se basa en la conjetura de una consulta de efectos pacificadores sólo en el caso de un resultado concreto (como si los cerebros de su redacción dispusieran de una bola de cristal), pero caería por su propio peso si el voto mayoritario fuera otro. Eso, por no hablar de qué pregunta se iba a formular en la consulta correspondiente: ¿independencia? ¿estado libre asociado? ¿modelo catalán? Listos, unos listos.

5:55 PM  
Anonymous Ausczerny said...

¿Hasta qué punto Caína se parece a Kakania? Musil se burlaba de su país, pero no lo consideraba un paraíso caído en la absoluta maldad.

5:12 PM  

Post a Comment

<< Home