Wednesday, May 11, 2005

Cannes y la diversidad cultural española

El ministerio de cultura, directores de cine y actores españoles apoyan de manera muy activa la diplomacia francesa en materia de “diversidad cultural”. París no les paga con la misma moneda: ninguna película, ningún director o actor español está presente ni recordado en el festival de Cannes. En el terreno cinematográfico ----el más decisivo comercialmente---- la versión francesa de la “diversidad cultural” se resume de manera muy gráfica: presencia masiva del cine nacional, cooptación de los grandes maestros de Hollywood (Woody Allen, Georges Lucas), presencia estelar de maestros internacionales (Wim Wenders, con película norteamericana) y una pléyade de cinematografías tan exóticas como dignas de reconocimiento. Cannes presenta cine realizado por hispano hablantes, pero acogido con otras banderas imperiales. Roberto Rodríguez y Melquíades Estrada enarbolan las barras y estrellas norteamericanas con Sin City y The Three Burias. Juan Pittaluga es presentado como franco-uruguayo. Entre los beneficiarios de homenajes y presencias secundarias hay grandes y menores personajes llegados del Japón, de Singapur, Noruega, Corea del Sur, Portugal, Holanda, México, Hong Kong, Bélgica, Israel, Dinamarca, China. Incluso hay una película franco-irakí. Sospecho que poco sensible a la odiosa guerra imperialista norteamericana. A pesar del próximo ingreso de Cataluña en la Francofonía y la excelencia de las relaciones de los ministerios de cultura de París, Barcelona y Madrid, el nuevo cine catalán, los jóvenes cineastas andaluces, euskaldunes o cartageneros, me temo que seguirán esperando, antes de ser integrados en las operaciones diplomáticas francesas en materia de “diversidad cultural”. En Cannes o en París, un homenaje internacional a Berlanga sospecho que es impensable. Nobody ist perfect.

1 Comments:

Blogger Eduardo Allende said...

BW is perfect.

2:21 PM  

Post a Comment

<< Home