Friday, May 12, 2006

Un editor comprometido

Constantino Bértolo habla con cierta pasión contenida de uno de sus autores: “Antonio-Prometeo Moya, al mismo tiempo en que Eduardo Mendoza y Juan José Millás se daban a conocer, publicó en 1975 un libro de relatos sorprendente e inusual, Retrato del fascista adolescente, que lo situó en la línea emergente de nuestra narrativa. Con títulos como La loba o Asesinos en la ciudad ideal, entre otros, confirmo en la década siguiente su talento. Alejado del mundo editorial por circunstancias personales "retorna" hoy con dos novelas muy singulares y dispares: Los misterios de Barcelona y Últimas conversaciones con Pilar Primo. La publicación al tiempo de estas dos novedades conlleva una apuesta editorial en la confianza de que merece, literariamente, el reto que supone”. Bértolo es el director literario de Caballo de Troya y se compromete de manera muy personal y profesional con su forma de entender la literatura. Que su caso sea raro e insólito, ya habla del penoso estado del gremio. A título personal, recordaré que, en verdad, APM también ha traducido grandes libros (valga el caso del imprescindible Jim Thompson y sus 1280 almas) y ha intervenido en debates literarios de notable calado, como el de su crítica de Escuela de Mandarines, de mi paisano Miguel Espinosa. [.. ] Biografía NO autorizada de CJC [PDF]. Diciéndola que la amaba con locura, mientras se asfixiaba, como un pez que agoniza, fuera del agua.

2 Comments:

Anonymous Michel Houellebecq said...

Y un escritor como usted, ¿como le hace publicidad a un editor como Bértolo..?

12:46 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

¡¡¿¿??!!!...

1.- En este infierno no hay publicidad. Solo se publican las opiniones de su autor, que soy yo.

2.- Un editor capaz de tomar la palabra para defender sus opiniones literarias personales me merece gran respeto. Lo más frecuente es lo contrario: escritores que venden sus opiniones al servicio de prensa y publicidad de la empresa que les paga.

3.- Entre los libros que CB publicó en Debate, hay bastantes que me merecen gran respeto. Es cierto que no he leído ningún libro editado por CdT.

4.- Si yo fuese editor y tuviera ideas políticas semejantes a las de CB o Belén Gopegui me parecería imprescindible defender la publicación de autores como Sánchez Mazas o Rafael García Serrano. Y si yo fuese editor con las ideas de SM o García Serrano me parecería imprescindible defender la publicación de los libros de BG o Bértolo. Históricamente, por el contrario, hace cincuenta, cuarenta, treinta, veinte, diez años, incuso ayer mismo, quienes pensábamos como yo ––cosa fácil de averiguar a tras de las 1110 entradas de este cuaderno, público y a cara descubierta–– siempre hemos recibido muchos estacazos, cuando no cosas mucho peores, de quienes piensan en el terreno político como CB o los herederos de García Serrano.

5.- En París, puedo tener la libertad que no sé si podría tener en Caína.

[..]

Penosa historia, la de tener que dar este tipo de “explicaciones”.

Q.-

7:46 AM  

Post a Comment

<< Home