Saturday, May 20, 2006

Escocia, el Reino Unido y nosotros

Tras una larga y dramática historia de conflictos, parcialmente irresueltos, todavía, los referendos de 1999 iniciaron en el Reino Unido un proceso de “devolution” o “home rule” de sus cuatro “constituent parts” o "home nations", cuyo primer paso fue la elección de los parlamentos de Escocia, el País de Gales e Irlanda del Norte, con poderes relativamente limitados. El Economist publica un informe sobre Escocia, cuyas fuentes se me antojan irreprochables, y hace afirmaciones de este tipo: ● “Los nacionalisas esperaban y los unionistas temían que Escocia rompiese todos sus lazos con el Reino Unido”. ● “Escocia ha retrocedido (..) En lugar de ganar confianza en sí misma han crecido sus dudas sobre sí misma”. ● “El propensión al gasto público es muy fuerte”. ● “Un 25 o un 30 % de los escoceses son partidarios de la independencia”. ● “El establishment escocés es conocido como Scotia Nostra”. [ .. ] Európolis. Europa, nacionalismos y descomposición de la Yugoslavia difunta. Y Montenegro y nosotros.

1 Comments:

Anonymous Antonio Castillo Algarra said...

Bueno, Juan Pedro, lástima que el Economist no ande tan fino cuando habla de Cataluña (12 de enero: "A Catalan kerfuffle", y "Bad echoes from the past"); menos mal que se resarcieron el 22 de marzo con "A farewell to arms", sobre ETA, bastante por encima de lo que suele traer al respecto la prensa en inglés.
Por lo demás, es increíble cómo enferman las sociedades y grupos obsesionados consigo mismos: intelectuales de provincias desquiciados; ventajistas; burgueses acomodaticios; politicuchos de medio pelo queriendo olvidar sus orígenes, pasando a la historia de "liberación" de la "patria"; profesores fanatizando niños...
No sé a qué se dedican los psiquiatras, que no diagnostican todo esto.
Gracias otra vez por tu blog.

1:53 PM  

Post a Comment

<< Home