Wednesday, January 04, 2006

De Madrid al Infierno (político) (1). Estragos ideológicos..

Con el pié en el estribo, de nuevo, Madrid me sorprende por su dinamismo feroz, sometido al imperio satural de la política: ---Las librerías son buenas y están llenas de gente joven, sedienta de saber, aprender, descubrir. Pero el veneno ideológico más rudimentario parece envenenarlo casi todo. ---La oferta editorial es importante: pero la desigual guerra comercial amenaza a los más pequeños, que, con frecuencia, son los más audaces e innovadores. ---La oferta informativa (prensa escrita, radio, tv, etc.) es muy variada. Pero la información y desinformación política siembran la vida de cada día con incontables motivos de controversia cainita. ---La demanda de cultura / educación es muy alta. Pero la diaria lucha por la vida, en una geografía bastante dura, con infinitas solitizaciones políticas, publicitarias, etc., dificulta y complica la vida de quienes más pudieran beneficiarse de la economía del econocimiento. ---Los jóvenes, las profesiones liberales, los tecnócratas, la tropa libresca o universitaria, son gente libre, culta e independiente de criterio: pero su lenguaje, cultura y aspiraciones están condenadas al silencio por la marabunta audiovisual que todo lo degrada cuando no emponzoña con su lenguaje e intereses hampescos. [ .. ] ¿No me estaré chutando con los Riberas del Duero y los cocidos madrileños con los que me agasajan las amistades más pudientes...?

1 Comments:

Anonymous Eduardo said...

Decía (citemos) el ramoniano Gómez de la Serna que Madrid es "tenerlo todo y no tener nada". Un poco como internet, que tienes todo y no te apetece buscar nada, excepto la rondica habitual por los cuatro sitios conocidos y donde se está medio bien. Para mí Madrid es un zapping, un omnipotente zapping que aturde al indefenso peatón de grandes y pequeñas vías, un constante cambio de registro, de canal, de idioma, de periódico, de línea de metro, que fragmenta la mente al mismo tiempo que la enriquece. Muy bien, pero luego, cuando arrivo a casa, me pongo un capuccino y bueno, pienso en Franco Battiato y su "se quiere otra vida". Pero como en todo zapping, puede darse que uno encuentre una buena peli, y quizá se quede viéndola entera.

8:37 PM  

Post a Comment

<< Home