Thursday, November 10, 2005

John Donne y las campanas francesas

Ante la marea negra del fanatismo, el odio [no solo islamista ni suburbano] y la basura distribuida como recurso de incomunicación de masas, vuelvo a ponerme bajo la noble advocación de John Donne y el más legendario de sus poemas: For whom the bell tollsNo man is an island, Entire of itself. Each is a piece of the continent, A part of the main. If a clod be washed away by the sea, Europe is the less. As well as if a promontory were. As well as if a manner of thine own Or of thine friend's were. Each man's death diminishes me, For I am involved in mankind. Therefore, send not to know For whom the bell tolls, It tolls for thee. … traducido ¿por Alberto Girri?, ¿por Octavio Paz?, ¿por José María Valverde?... ¿por quién? [la aclaración será recibida con los brazos abiertos], ese poema suena en castellano de este modo: Por quién doblan las campanas Ningún hombre es en sí Equiparable a una isla; Todo hombre es un pedazo del continente, Una parte de tierra firme; Si el mar llevara lejos un terrón, Europa perdería Como si fuera un promontorio. Como si se llevara una casa solariega De tus amigos o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye, Porque soy una parte de la humanidad. Por eso no preguntes nunca Por quien doblan las campanas, Están doblando por ti. [ .. ] Sonido, redoble, repique, que he vuelto a usar como parábola de la crisis de los suburbios franceses. Desde un ángulo puramente informativo: "¿Por qué arde Francia..?"

3 Comments:

Blogger Passy said...

...Y sin embargo, el ferviente deseo de Montaigne de morir sin necesitar a nadie y sin que nadie le necesitara.


Algo de esto me ha parecido entender en tu café de les Deux Magots...

5:03 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

.. desde Passy, ML me entiende muy bien... Tras el ruido y la furia de la historia, no se si contada por idiota del cuento de don Guillermo, siento una misteriosa atracción por la serenidad olímpica de Montaigne o Pla.

Helas, como dicen los franceses, la cosa laboral me "condena" a estar metido en Libano-sur-Seine: lo cual tomo como una ventaja intelectual... me permite tocar la realidad con las manos, a diario, y algo intento aprender.

Vaya usted a saber.

8:22 PM  
Blogger Ignacio said...

Dejo, previo permiso de Bielka, un enlace a lo que me parece el comentario más lúcido a esta crisis:

http://aceroycromados.blogspot.com/2005/11/banlieu-rouge.html

9:03 PM  

Post a Comment

<< Home