Sunday, November 27, 2005

"Alianza de civilizaciones", financiación del Odio, orígenes y proliferación del Terror

Solo el cinismo maquillado de ingenuidad permite fingir que se espera que los máximos dirigentes de Irán, Siria, Libia, Arabia Saudita, Irak, Marruecos e Israel coincidan en aprobar un mismo Código de conducta ante los crímenes terroristas, basado en una “definición común del terrorismo”, cimiento de una hipotética "alianza de civilizaciones". En verdad, no solo Washington “tiene dificultades” para conseguir alguna tímida cooperación contra la proliferación del Terror, bien enraizado a través de la siembra permanente del Odio, a diario consumada por los más inquietantes medios de incomunicación de masas. Amnistia Internacional denuncia sin excesos el “déficit democrático” de los países musulmanes, a quienes la UE intenta hacer progresar a través de ayudas financieras y arancelarias. Sin embargo, la comprensión misma del Terror, en el Mediterráneo, es indisociable de una reflexión cultural sobre sus orígenes, que André Glucksmann sitúa en algún lugar entre Dostoievski, Alcibíadaes y Robespierre y Alain Finlielkraut analiza a partir de una paradoja que nadie desea discutir en Barcelona: “Un arabe qui incendie une école, c'est une révolte ; un blanc, c'est du fascisme”. [ .. ] Los contribuyentes de la UE son invitados a conceder ayudas financieras a unos Estados cuyo “déficit democrático” es bien conocido e indisociable de una manipulación del Odio que Europa contribuye a entretener, a través de la indiferencia, cobardía y diaria manipulación del Crimen maquillado con palabrería filantrópica.

3 Comments:

Anonymous Dhamma said...

Este párrafo; "En verdad, no solo Washington “tiene dificultades” para conseguir alguna tímida cooperación contra la proliferación del Terror, bien enraizado a través de la siembra permanente del Odio, a diario consumada por los más inquietantes medios de incomunicación de masas."

También se puede escribir así: En verdad, no solo Los países árabes “tienen dificultades” para conseguir alguna tímida cooperación contra la proliferación del Terror de Estado norteamericano, bien enraizado a través de la siembra permanente del Odio, a diario consumada por los más inquietantes medios de incomunicación de masas."

O sea que, ni de un lado ni de otro. Un poco más de ecuanimidad.

9:34 PM  
Anonymous Juan Leal said...

Eso, un poco más de ecuanimidad. Porque los Estados Unidos, desde la época del general Custer, la bomba atómica de Hiroshima, el napalm en Vietnam, la guerra de Cuba, las cárceles de terroristas en Europa, la pena de muerte en algunos estados, los permisos para portar armas en Florida, siguen siendo la madre de todas las guerras. ¿Quién pone la otra mejilla en estos tiempos si alguien quema con fósforo a tus familiares y amigos?...

12:58 PM  
Anonymous Anonymous said...

Don Juan Leal lleva toda la razón: la CIA está detrás de los asesinos terroristas de Hamas; la CIA está detrás de los asesinos sirios que van matando libaneses que no les caen simpáticos; la CIA está detrás de las bandas de criminales que ponen bombas en Madrid y en Londres; la CIA está detrás de las matanzas de infieles en Pakistán, Afganistán; la CIA está detrás de la venta de niñas y mujeres en Marruecos; la CIA está detrás de la siniestra autarquía de las monarquías del Golfo; la CIA está detrás de las matanzas de homosexuales, ahorcados, en Teherán, bendecidos en nombre de la Alianza de Civilizaciones, por supuesto, por los mismos siniestros personajes recibidos en Madrid a bombo y platillo por la TIA de la CIA; etc...

Juan Sin Tierra
(tan leal como los leales batallones de feligreses de distinta obediencia)

1:12 PM  

Post a Comment

<< Home