Thursday, March 17, 2005

Blogger y el Terror

Blogógrafo neófito, ayer sufrí un ataque no si de nervios o de matones anónimos, bloqueando indefinidamente este blog, Una temporada en el infierno, cuyo título ya me advertía, en sorna, de las corrientes por donde temía adentrarme. Y, antiguo lector de Kipling, tomé una medida de urgencia: replegarme hasta una posición de reserva: el blog del mismo título albergado en el sitio de Le Monde, la droga de mi chute laboral diario: http://jpquino/. blog.lemonde. fr/jpquino/ . Rápidamente, comencé a lanzar mensajes de SOS a diestro y siniestro. Wallenstein (http:// blogs.ya. com/modernista/) movilizó a su novia. Eduardo (http:// eduardoallende. blogspot.com/) navegaba por las inquietantes aguas de la vida cotidiana. Juan Varela (http:// periodistas21. blogspot.com/) me comentaba ---lacónico--- la extensión de la incertidumbre. Carles Miró (http://www/. carlesmiro. blogspot.com/) me invitaba a combatir la incertidumbre con estoicismo. Entre otros muchos envíos infructuosos, a media tarde, tras una tormentosa jornada laboral, el maestro José Luis Orinuela (http:// www.ecuaderno.com/) me daba la pista definitiva: consultar un post del 9 de marzo, colgado en Barcepuncit (http://barcepundit. blogspot.com). Escéptico, pero dispuesto a correr todos los riesgos, temerario, abrir el “tamplete”, incluso, si fuese necesario (¡¡!!), tomé notas, copié todas las indicaciones, y pertrechado con tal material técnico (a la manera de las Máquinas del TBO de mi infancia, o los artilugios del Forges del difunto Informaciones), me dispuse a afrontar, cara a cara, a las fuerzas del Mal... ¡Y creí vencer!!!!!!! ... durante una treintena de minutos, todo parecía sencillo, ágil, rápido: podía volver a colgar maldades; podía nadar libremente en mi propia piscina virtual. Mi alegría se tornó pronto en dolor, inquietud, miedo. Cuando me disponía a responder a Iulius (http:// bibliotecosas. blogia.com), volví a escuchar la inquietante risa de mis Enemigos, a mi espalda, agarrándome el cuello y... asfixiando m ... Pedí socorro. En vano. La oscuridad sin orillas de una tela de araña universal cubría mi rostro con el bramido de un oleaje idiota, repitiendo una historia absurda.

8 Comments:

Blogger Eduardo Allende said...

De regreso de las inquietantes aguas de la vida cotidiana, celebro haberme librado de otra nueva pesadilla y lamento no haber podido ayudar. Mucho me temo que todo esto es simple consecuencia del desmesurado éxito blogueril. Technorati ya registra casi ocho millones de blogs. Gestionar eso (cuando además la gran mayoría son un servicio gratuito) por parte de los escasos proveedores no debe ser fácil.

10:29 AM  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Pongamos una vela al santo correspondiente (si los consultores tienen patron, los editores de bitacoras tambien deberemos tener uno) y toquemos madera para que esto no se descacharre mas. Por lo que he visto parece que es un problema de blogger. Parece que esto va por rachas porque hay veces que apenas tarda y otras es demasiado el tiempo perdido. Quizas tengan razon y sea debido a todas las bitacoras que gestionan. Siento no haber podido darte mas informacion que la escasa que te di.
Saludos a todos y crucemos los dedos.

11:12 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Salve, colegas...

Vuestra solidaridad me Reconforta. Pero NO sé si esto de Blogger tiene arreglo. Sin duda que Eduardo lleva razón. Al mismo tiempo, es necesario tener una paciencia de monje budista para esperar lo k hay que esperar para colgar este saludo cordial.

3:29 PM  
Blogger Eduardo Allende said...

Uno de mis lectores, que es un tanto cotilla, se ha molestado en localizar físicamente los servidores. Parece ser que mientras mi blog en blogger está en Mountain View (USA) el tuyo está físicamente en el Reino Unido. No sé si es cierto (me resulta un tanto sorprendente), pero si lo es, quizá el servidor del Reino Unido sea el que está dando más problemas de lo normal (yo llevo unos días sin notar nada).

4:40 PM  
Anonymous Anonymous said...

Yo tuve muchos problemas con Blogger ayer. Ya me pasó hace unos meses, pero no es lo habitual. Habrá que armarse de paciencia, porque es gratuito.

5:07 PM  
Anonymous Anonymous said...

Los cronopios jamás desfallecen: suerte en la batalla :O)
Iulius

5:07 PM  
Anonymous emmab said...

tranqui, querido, es cosa de la primavera y el barril de Brent que se ha puesto por los cielos.

6:44 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

... que los cronopios nunca mueren, que el precio de Brent se sube por los cielos... NO sé si son argumentos tranquilizadores... para colgar una imagen de MD que me dieron esta mañana en el Pompidou he perdido algo así como una hora...

¡basta de lloriqueos!!

GRACIAS A TODOS

7:38 PM  

Post a Comment

<< Home