Sunday, March 12, 2006

Pozuelo Yvancos: "Salimos del maniqueismo y comenzamos a contar grandes historias"

Periodistas 21.Juan Varela pasa al escalpelo la irrealidad del famoseo y la telerealidad cainita. [ .. ] Prosigo con José María Pozuelo Yvancos la apertura de este Infierno a otras voces y otros ámbitos. Catedrático de la Universidad de Murcia, crítico literario de referencia, entre su extensa obra destacan Teoría del canon y literatura española y Ventanas de la ficción narrativa hispánica. Siglos XX y XXI. Le propuse dialogar de historia y novela. Nuestro diálogo escrito: Para entender el siglo XIX, es imprescindible leer a Galdós y Valle-Inclán. A nosotros nos ha tocado vivir la muerte de Franco, llegada del PSOE al poder, el terrorismo, el GAL, la alternancia, la guerra de Irak, los nacionalismos… ¿Qué dice la novela española escrita en castellano de tales cuestiones? Curiosamente la novela de finales de siglo XX sí está abordando algunas de las grandes cuestiones del siglo. Parece que los nietos comienzan a estar en condiciones de hablar con una libertad de juicio que no tuvieron los padres (me refiero por padres a la generación del 50), atenazados por el miedo a ser tildados de franquistas si acaso ponían en duda alguna verdad de las asumidas como políticamente correctas. Pienso, por ejemplo, en una narración como Enterrar a los muertos de Ignacio Martinez de Pisón o la última de Luis Goytisolo Oido atento a los pájaros (que es excepción en su generación, en esto) que están desacralizando la cuestión de las milicias populares, y mostrando preguntas acerca de una guerra con horrores en ambos bandos, lo que no significa decir que todos eran el mismo o tuvieran la misma legitimidad. Igualmente Tu rostro mañana, de Javier Marías, ha servido para mostrar de modo más profundo el horror, el miedo, la venganza y la bajeza en la que pude caer cualquier individuo. La verdad está ahora en la pesquisa, no ha sido dicha del todo. Antes no hubiera podido hacerse algo semejante. También, por ejemplo, hay un aire de desencanto, respecto a los sueños de la transición política y de la lucha anti franquista. La serie de novelas de Rafael Chirbes ha sido importante para historiar la posguerra hasta la transición pero es muy crítica en la última entrega, los cincuentones acomodaticios que narra en Los viejos amigos. Bernardo Atxaga en El hombre solo o El hijo del acordeonista sí ha dado idea del desengaño con relación a ETA, y Volver al mundo, de González Sainz, lo ha hecho respecto a los grupos de resistencia comunista y anarquista. En general, se vive la sensación de que la novela ha ganado en capacidad de superar el maniqueísmo que tenía atenazados estos temas, sobre todo desde que gentes nada sospechosas de militancia derechista están interviniendo en los problemas. ¿Cuáles son los problemas de fondo que plantea la novela española de los últimos veinte o treinta años? La gran cuestión de fondo es la propia legitimidad de la literatura de ficción, no porque desde la ficción no pueda decirse, sino porque muchos autores y lectores vienen sintiendo la necesidad de superar el registro novelesco, tal como fue concebido en el siglo XIX y principios del XX. La emergencia de la llamada auto ficción (que muestra alguna de las novelas citadas, a las que unir otras como Soldados de Salamina) va diciendo que el reportaje, la autobiografía, la historia pueden ser una forma de literatura más idónea que la novela misma para abordar cuestiones de forma novedosa, sin esa idealización constante a la que se somete el vehiculo de la ficción. También hay una desconfianza a la linealidad. Curiosamente es muy común ahora plantear una novela haciéndose, formada de fragmentos. El último premio Nadal, Llámame Brooklin, de Eduardo Lago, que en parte es una novela de perdedores de la guerra, de milicianos de las internacionales, tiene que plantearse desde un registro de novela en marcha, fragmentaria. En cierto sentido el collage de las vanguardias está demostrando ser la forma en que se expresa la desconfianza hacia un medio lineal, omnisciente, demasiado hecho. Un último ejemplo, la última de Arturo Pérez Reverte, El pintor de batallas, es una novela sobre el rostro de la maldad en la guerra de Bosnia. Pero también se plantea como una novela haciéndose, al abrigo de la pintura de un cuadro. Lo que parece que termina ya es el ciclo de la novela que Sobejano llamó “ensimismada” de ribetes individualistas, intimistas. Ahora la literatura está volviendo a narrar grandes historias. Sin embargo la inmigración, los problemas de los guetos urbanos, etc., están todavía sin entregar alguna obra memorable, que yo conozca, claro.

9 Comments:

Blogger Passy said...

"...sino porque muchos autores y lectores vienen sintiendo la necesidad de superar el registro novelesco."
Y ahí está la clave del asunto. Las mesas de novedades en las librerías dan risa. La novela está para el arrastre.

8:20 PM  
Anonymous emma b said...

una sorpresa y un gusto leer esta inteligente y amena entrevista de un desconocido para mí, hasta ahora.

8:33 PM  
Anonymous Anonymous said...

Hablar de las Brigadas internacionales, desde Nueva York, el 2006, es un tema modernísimo, que evita tocar temas mucho más provincianos y sucios, como el GAL, la corrupción, Irak, el hermano de Alfonso Guerra, la vida y milagros de don Manuel Fraga (“el Amo de la calle soy yo..”), el beaterío de Acebes o el matonismo de Batasuna, que los novelistas vascos callan con comprensible prudencia… es mucho más fácil hablar de.. y ustedes tan contentos, señores Quiñonero y Pozuelo,

El Tío Perico

9:12 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Por lo que a mí respecta, Tío Perico, ¿me atreveré a decirle que hay una brizna de fina demagogia en su comentario?
[ .. ]
Doña Emma: Gracias y anímenes a descubrir a Pozuelo..
Amigo ML/Passy: quizá haya novelas y "novelas"... se trata de un problema de fondo, dificil de abordar en un blog, pero que toca algo esencial, claro: el enanismo y la grandeza del género, cultivado o no cultivado con genio y talento. Palabras mayores. Corto, que me pierdo,

Q.-

9:22 PM  
Anonymous Alcoberro said...

ARCADI ESPASA AL PAREDÓN

UN MAMARRACHO AMIGO DE ROVIRETXE PIDE LA CABEZA DE ARCADI

TOT TÉ UN LÍMIT

Això s'ha d'acabar. I espero que sigui amb la força de la llei. He defensat en aquest espai el dret de la COPE a dir el que li peti i, per a escàndol d'alguns progressistes progressius, no he tingut cap inconvenient a esmentar (elogiosament) un llibre d'Arcadi Espada en uns apunts d'Ètica periodística penjats al meu web. Tothom té dret a dir el que li plagui, i jo que ho celebro, però ningú no té dret a negar la humanitat de l'home. Cosa que acaba de fer Arcadi Espada, quan aquest dissabte ha escrit això:

"Del mismo modo que un perro o un cerdo no pueden evitar ser lo que son, no puedo yo arrancarme los lazos eternos eternos de la existencia que me mantienen en el eslabón intermedio entre el hombre y el animal: los catalanes. Siento como si tuviera que cargar sobre mis hombros toda la culpa acumulada de esa maldita casta de hombres cuya sangre venenosa me contamina."

El text és d'Arcadi Espasa, però podria ser de qualsevol de la seva colla (el trobareu en l'edició del dissabte, 11 de març de 2006, p. 20 del diari El Mundo).

Fins aquí hem arribat. Cal que algú, des del govern de Catalunya –i si no té pebrots, que no m'estranyaria, ja ho farem des de la societat civil– digui que s'estan passant d'una ratlla que no es pot passar. Estic encantat de pertànyer a la maldita casta de hombres cuya sangre venenosa "contamina" a gent com l'Espada que, al cap i a la fi, no passa de ser un conegut defensor públic de pederastres condemnats per la justícia. I estic indignat que no es parin els peus a subjectes que escriuen proclames racistes com aquestes. Arcadi Espada és al cap i a la fi un producte del PSC-PSOE; ells el van posar com a periodista a la Delegación del Gobierno y li van donar la projecció pública que té. Però vull creure que el Govern de Catalunya tindrà la dignitat nacional -i l'instint de protecció de la seva ciutadania- suficient per tal de portar aquest article als tribunals d'una manera taxativa i fulminant. Entre sociates que no saben qui són i convergents que per tornar al poder farien moneda falsa, pobra Catalunya!

http://alcoberroinfo-filosofia-i-pensament.blocat.com

RAMON ALCOBERRO I PERICAY
ramon.alcoberro@udg.es

PROFESSOR DE LA UNIVERSITAT DE GIRONA

http://www.alcoberro.info/planes/cv.htm

9:31 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Acabo de leer el comentario de Ramon Alcoberro i Pericay..
¿qué hacer?..
¿qué tengo yo que ver con los problemas de este o aquel publicista con los catalanes o los murcianos?..
¿qué tiene que ver todo eso con el debate que propone Pozuelo?..
Mi primera reacción fue borrar inmediatamente ese comentario: luego, he decidido dejarlo, siquiera como testimonio de unas "guerras" que dicen lo que dicen de unos y otros.
Desde la primera entrada de este blog, el tema catalán ha estado muy presente: y yo mismo me he hecho agredir de "murciano".. quede este comentario a un comentario como anotación matinal, tan amarga y triste como los tiempos que corren. No me serviré de Hölderlin para cubrir las negras miserias cainitas,

Q.-

10:00 AM  
Blogger Wallenstein77 said...

Hola a todos:
Don JP no se como lo haces, pero siempre hay alguno que te acaba "sacudiendo" con el tema catalan y las acusaciones de ser nacionalista, antinacionalista, etc.
Sobre el articulo, totalmente de acuerdo con lo que expresais Varela y tu. Pero quizas el problema de la novela ademas se debe enmarcar con el de la sociedad actual. Hace años se hablaba de la muerte de la novela por ser demasiado "intelectual" y no contar nada. Ahora, si es cierto que se vuelven a las novelas que cuentan historias, pero no es menos cierto, que muchas de las historias alli desarrolladas aunque sean folletines y de aventuras, no llegan a los niveles de los autores del siglo XIX. No nos engañemos, no creo que Galdos hiciera sus obras como un ejercicio intelectual y artistico, pero si tenian una gran calidad, ademas de ser obras en muchos casos "comerciales". Hoy dia, se quedan solo en comerciales y sin calidad, al menos, las que nos podemos encontrar en la mayoria de los anaqueles, a lo que tenemos que añadir las campañas de mercadeo que en algunos casos son mas que patentes y que se denuncio hace unos meses en el premio Planeta.


Saludos a todos.

10:46 AM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

.. ¿como agradecer a Wallenstein el tono cordial de su comentario, que ya viene de bastante lejos..? ..

Q.-

10:52 AM  
Anonymous náufrago said...

Muy interesante la entrevista, da claves y pone ejemplos, cosa poco frecuente hoy en día, como si hubiera un rubor extraño en citar autores concretos.

Yo siento que la novela va retrasado con respecto a otras formas de expresión artísticas, y quizá por eso su poco consumo entre los jóvenes. El cine, la música, parece que se adaptan mejor a los gustos del público, sin abandonar por ello ciertos niveles de calidad. Pero la literatura queda allá, a parte, en ese espacio algo frikiesco de "los que leen". Entiendo el éxito de Soldados de Salamina, una novela fragmentada, variopinta, heterogénea, en una sociedad cada vez más ídem. Me alegré de su éxito, pero aquello fue en 2002 y seguimos a dos velas. No me alegró tanto del crónico éxito de Carlos Ruiz Zafón, novelón decimonónico do los haya, que si bien engancha a los lectores, no ofrece una alternativa de redefinirse a la literatura actual. Y se trata de que los jóvenes lean, aunque sea el Código da Vinci.

4:09 AM  

Post a Comment

<< Home