Sunday, March 12, 2006

Lorca, Murcia / Nueva York, ida y vuelta

A través de Santiago Delgado, descubro la visita de Federico García Lorca a Murcia, en 1933, para escenificar La Vida es Sueño. Por aquellos años, mi madre terminaba sus estudios de magisterio, en Murcia, precisamente, y quiero pensar que asistió a alguna representación. Todavía estaría muy vivo ese recuerdo cuando mi padre ingresó en la cárcel habilitada de Las Agustinas, que yo descubrí el mes de noviembre pasado, gracias a José Luís Martínez Valero. No sé si fue mi madre quien instó a mi padre a comprar con el dinero que no tenían la primera edición mutilada de OC de Lorca que publicó Aguilar, hace tantos años. Y en aquella edición descubrí yo el Poeta en Nueva York. Cuando el New York Times pidió a sus lectores la sugerencia de nombres de grandes artistas con los que componer una “cartografía literaria” de la ciudad, les envié una micro antología del Poeta.. Pero mi propuesta tuvo un eco literalmente nulo. Nobody is perfect. (BW)

6 Comments:

Anonymous Santiago Delgado said...

Amigo Juan Pedro,aquella ocasión murciana de Federico García Lorca en Murcia, sirvió para que se conocieran, en la Calle de la Merced, Miguel Hernández y él mismo, en casa de Raimundo de los Reyes, que luego sería redactor jefe (creo) del Ya y la Editorial Católica. Escribí un cuento sobre ese suceso, varias veces publicado por ahí. A ver si lo pongo en la red. J.L. Ferris lo citó y reproduho parcialmente en su biografía del oriolano.
Un saludo.

1:13 PM  
Blogger Ramón Machón said...

Estoy seguro de que tampoco el "Cuaderno de Nueva York" de José Hierro tampoco hubiera hecho mayor efecto.

El Cuaderno de Nueva York acaba con estas palabras:

"Qué más da que la nada fuera nada

si más nada será, después de todo,

después de tanto todo para nada."

2:03 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

Santiago: pués cuantas cosas nos enseñas..
Ramón: .. hombre.. lo del NYT fue una pequeña miseria insignificante... por el contrario, la ciudad sigue fascinándome, como creo que NO interesó ni a Lorca ni a Hierro... Nobody is perfect.. (¡¡..!!)..

2:28 PM  
Blogger Ramón Machón said...

Sí, es cierto que Lorca y Hierro utilizaron Nueva York para sus fines, y que estaban de paso... Hotel, dulce hotel.

2:38 PM  
Blogger Juan Pedro Quiñonero said...

.. hombre.. en el caso de Lorca, sus fines (altísimos) iban muy lejos.. en el caso de Hierro... Pepe era un hombre bueno y honrado: pero decir que NY no es nada... (¡te pido perdón!) me parece una nadería... otra cosa eran los fines de Alberti, cuando anunciaba con varios años de anticipo que las Torres Gemelas serían derribadas en plan apocalíptico.. ¿he publicado ese poema de Alberti en este blog???

2:51 PM  
Blogger Ramón Machón said...

Hasta lo que llevo leído no he visto el poema de Alberti. Si lo pones por aquí...

10:59 PM  

Post a Comment

<< Home